© DBF Audifor S.L. · 2020

Auditoría de cuentas anuales

Definición de auditoría de cuentas

Según el art 1.2 de la Ley de auditoría de cuentas

Art 1.2. Se entenderá por auditoría de cuentas la actividad consistente en la revisión y verificación de las cuentas anuales, así como de otros estados financieros o documentos contables, elaborados con arreglo al marco normativo de información financiera que resulte de aplicación, siempre que dicha actividad tenga por objeto la emisión de un informe sobre la fiabilidad de dichos documentos que pueda tener efectos frente a terceros.

El Artículo 4 de la Ley de Auditoría de Cuentas, indica en qué consiste:

Art 4.1. La auditoría de las cuentas anuales, que consistirá en verificar dichas cuentas a efectos de dictaminar si expresan la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la entidad auditada, de acuerdo con el marco normativo de información financiera que resulte de aplicación…

Con la auditoría mejora la gestión, el cumplimiento de la legalidad vigente y los procedimientos internos

Nuestros procedimientos de trabajo analizan objetivamente los riesgos globales, los de área y los de cuenta, si hay riesgo de continuidad, o hay acontecimientos a tener en cuenta. Revisamos las posibles áreas de riesgo de la empresa para determinar los aspectos más relevantes de auditoría (AMRA). Analizamos los procedimientos internos, el grado de cumplimiento de los controles y las declaraciones de dirección; con ello se diseña una planificación y enfoque del trabajo por areas. A medida que se realiza el trabajo de campo pueden surgir otros aspectos en los que fijarnos y tras comprobar e identificar cómo se van resolviendo los AMRA y las circunstancias que pudieran afectar al informe, emitimos nuestros informes.

La auditoría permite detectar áreas de mejora, procedimientos mejorables, o incumplimientos legales, así como efectuar recomendaciones a la dirección para ayudarle a alcanzar sus plan estratégico. Con las recomendaciones de mejora de control interno, cada año el cliente gana en rendición y medición de resultados, controla mejor el riesgo y adquiere un mejor conocimiento de los aspectos críticos del negocio, que sin la auditoría no tendría.

¿Quién debe someter sus cuentas a auditoría?

El artículo 49.2 de la Ley de Emprendedores (Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización) modificó el artículo 263 de la Ley de Sociedades de Capital que indica qué empresas están obligadas o exentas de auditar sus cuentas.

Art. 263 de la Ley de Sociedades de Capital.- Auditor de Cuentas.

  1. Las cuentas anuales y, en su caso, el informe de gestión deberán ser revisados por auditor de cuentas.
  2. Se exceptúa de esta obligación a las sociedades que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

    1. Que el total de las partidas del activo no supere los dos millones ochocientos cincuenta mil euros.
    2. Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los cinco millones setecientos mil euros.
    3. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a cincuenta. Las sociedades perderán esta facultad si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos, dos de las circunstancias a que se refiere el párrafo anterior.

¿Y para ONGD o empresas que reciben ayudas públicas o subvenciones? ¿Cuándo están obligadas a auditarse?

El reglamento de la Ley de Auditoría de Cuentas (Real Decreto 1517/2011, de 31 de octubre) en su disposición adicional segunda indica lo siguiente:

“siempre que deban formular cuentas anuales conforme al marco normativo de información financiera que le sea aplicable, que durante un ejercicio social hubiesen recibido subvenciones o ayudas con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas o a fondos de la Unión Europea, por un importe total acumulado superior a 600.000 euros, estarán obligadas a someter a auditoría las cuentas anuales correspondientes a dicho ejercicio y a los ejercicios en que se realicen las operaciones o ejecuten las inversiones correspondientes a las citadas subvenciones o ayudas”,…

¿Y si nuestra entidad o empresa participa en concursos públicos? ¿Cuándo está obligada a auditarse?

Disposición adicional tercera del reglamento de la ley de auditoría:

“cualquiera que sea su naturaleza jurídica y siempre que deban formular cuentas anuales conforme al marco normativo de información financiera que le sea aplicable, que durante un ejercicio económico hubiesen celebrado con el Sector Público los contratos contemplados en el artículo 2 de la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público por un importe total acumulado superior a 600.000 euros, y éste represente más del 50 % del importe neto de su cifra anual de negocios, estarán obligadas a someter a auditoría las cuentas anuales correspondientes a dicho ejercicio social y las del siguiente a éste, en los términos establecidos en el artículo 1, apartado 2, del citado texto refundido de la Ley de Auditoría de Cuentas.